Páginas

08 noviembre 2011

El valor de la alegría

Muchas veces estamos tan absortos en nuestro día a día escolar: libros, notas, examenes, juegos... que nos olvidamos que no solo nosotros estamos en el Colegio. Viven muy cerca nuestras mayores. Esas religiosas que han consagrado su vida a nuestra educación, la de nuestros padres y madres, nuestras abuelas, y que pocas veces vemos debido a su avanzada edad.
Pero ellas nunca se olvidan de nosotros y nos tienen siempre en sus oraciones. Por ello, y tal y como hicimos el año pasado, hemos querido llevarles este año de nuevo un poco de nuestra alegría, de nuestra juventud y compartir con ellas un rato agradable de risas, disfraces, canciones e historias. El pasado día 26 de Octubre, cercana la fiesta del Samaín, quisimos disfrazarnos y visitarlas para poder disfrutar de su agradable compañía y recordarles que no nos olvidamos de ellas y todo lo que han hecho por nosotros.


Aqui compartimos algunas de las instantáneas de aquel momento tan divertido para todos/as y recordarles que aunque no esten en el colegio el espiritu de Magdalena Sofía sigue presente en nuestras vidas.